Coach, Emprendimiento, reto, triatlon

ME AUTODIAGNOSTICO RetoFrénico

Si señorías, yo soy de esos, lo asumo, un RetoFrénico, y me gusta.

RetoFrenia, una vocablo que me he inventado para diagnosticar a las personas de mi misma especie.

Esas que necesitan ir siempre un poco más allá, superarse, porque siempre se puede ir un poco más allá. Y lo que es peor y más preocupante, creo que no quiero curarme; Definitivamente, no quiero…

Porque paradójicamente la RetoFrenia es una enfermedad que te hace sentir más vivo, hace que te levantes cada mañana con un ánimo renovado y que cada día estés dispuesto a dar el 120% para poder alcanzar el climax que supone conseguir esas metas que cada uno decide.

Y lo mejor de todo es que no existen medicamentos ni tratamientos para poder controlarla, solo se recomienda disfrutarla y compartirla…porque encima es contagiosa, muy contagiosa.

Como enfermo crónico y sin propósito de enmienda deseo contagiar la RetoFrenia, que se extienda como una pandemia entre las personas que quiero, conozco y me rodean, porque quiero vivir entre gente con mucha vida.Y no se me ha ocurrido mejor forma que compartir a través de mi Blog ¿Y ahora por qué no? un reto que me he marcado para dentro exactamente de 5 meses.

Con mis casi 40 tacos, 4 hijos y una vida personal y profesional estable he pensado ir un poco más allá y me he vuelto a preguntar una vez más ¿Y por qué no preparar un medio Iron Man? 1´9 km nadando, 90 km en bicicleta y 21 km corriendo…ufff!, solo de pensarlo se me eriza la piel, pero me pone, y mucho. Este es el síntoma inequívoco de la enfermedad, y el indicador exacto de que el RETO es lo suficientemente motivante como para hacerlo; ¡¡Porque las cosas no se intentan, se hacen o no se hacen!!

Está decidido, estoy decidido y sobre todo convencido de que Sé, Quiero, Puedo y me lo Merezco. Con una fecha grabada a fuego: 9 de Julio de 2017.

Un RETO con mayúsculas que quiero compartir cada 15 días con todo aquel que quiera seguirme a través de este blog, un camino de 5 meses que seguro estará cargado de buenos y malos momentos, de emociones y desilusiones, de instantes me vengo arriba y otros de quién me mandaría a mi…

Quiero contaros cómo voy trazando el objetivo, cómo voy aprendiendo a lo largo de un camino que desconozco por completo, cómo trato de compatibilizar un reto con mi vida personal, profesional y sobre todo familiar, Cómo me siento y cómo voy a ir gestionando toda esa malgama de emociones que me están esperando…

¡¡¡Quiero vivirlo, sufrirlo y disfrutarlo como un auténtico RetoFrénico!!!

Si no tienes miedo a contagiarte…¿Me acompañas?

 

 

You Might Also Like