Coach, Emprendimiento

TU DÍA, EL DE OBAMA Y EL MÍO TIENE LAS MISMAS HORAS.

El otro día tomando un café con un buen amigo, me comentaba con cierto nivel de ansiedad, que el día a día le come, que no tiene tiempo para nada, que la vida no le da, y yo asentía perplejo mientras pensaba para mi mismo… “si este tío está en paro, aparentemente con pocas pretensiones de buscar empleo, no tiene cargas familiares y su única tarea diaria es ir al gimnasio…” o una de dos, o vive en una realidad paralela o verdaderamente se está creyendo su propia mentira. Pero la insistencia y firmeza en sus quejas me hizo reflexionar. Y es curioso, porque es un  ...